Conservador: técnicas y vídeos

Drenaje linfático manual

Con el drenaje linfático manual se pretende movilizar el acúmulo de líquido desde áreas distales a proximales con el objetivo de:

  1. Reabsorber el linfedema.
  2. Mejorar el llenado de los vasos linfáticos cutáneos.
  3. Promover la dilatación y la contractilidad de los conductos linfáticos.
  4. Restablecer vías para el flujo de la linfa.

Debe ser realizado por un fisioterapeuta con formación y experiencia suficiente en el tratamiento del linfedema.

La siguientes imágenes muestra diferentes momentos del drenaje linfático de la extremidad superior:

Drenaje Drenaje 2
Drenaje 3 Drenaje 4

 

 

A continuación se muestra un drenaje linfático realizado por un profesional, dividido en 2 partes:

 

 

 

 

El fisioterapeuta puede indicarte cómo realizar un automasaje:

Automasaje

 

Vendaje multicapa

Se aplica en el miembro afecto tras la realización del drenaje linfático manual y se mantiene durante 24 horas al día en la fase de tratamiento. Los vendajes de poca elasticidad aplican presión durante el movimiento, pero no durante el descanso de manera que la presión que induce la contracción del músculo dentro de la venda ayuda a reducir el linfedema a través de la estimulación mecánica del músculo liso de los vasos linfáticos, lo que resulta en un aumento del flujo linfático.

El vendaje no debe causar ninguna molestia en el brazo y es fundamental que quede firme, incluso después de una actividad física. 

En la siguiente imagen se muestra los materiales a utilizar durante un vendaje:

Vendaje multicapa, materiales
 
Las próximas imágenes están tomadas en distintos momentos del proceso de vendaje:
 
Vendaje multicapa, mano vendada Vendaje multicapa, banda de compresión Vendaje multicapa completado

 

Los objetivos del vendaje compresivo son:

  1.  Incrementar la absorción de linfa de los tejidos.
  2.  Disminuir el flujo del sistema venoso.
  3.  Aumentar el retorno venoso.

Durante fase de tratamiento, el fisioterapeuta te enseñará cómo debes colocarte la venda ya que tendrás que hacerlo en la fase II o de mantenimiento.

Video demostración sobre cómo hacer un autovendaje:

 

 

Prendas de contención

Estas prendas se confeccionan con un tejido especial (plano o circular), y se clasifican según la presión que pueden ejercer: clase I, II, III y IV; cuanto más alta sea la clase, mayor será el grado de presión ejercido. Generan mayor presión distal que proximal, promoviendo así la movilización del líquido del edema.

En la fase de mantenimiento se utilizan estas prendas de compresión para prevenir el reacúmulo de líquido o edema. Deben utilizarse durante todo el día, incluyendo las horas  de ejercicio (salvo natación) y puede requerirse el uso de un guante o guantelete asociado a la manga/media de compresión para prevenir la hinchazón en la mano o el pie.

La siguiente imagen muestra algunas de estas prendas de compresión, para la mano y el brazo:

Prendas de contención

 

A continuación se presenta una demostración sobre la colocación de la manga:

 

Existen diferentes ayudas técnicas que pueden facilitar la colocación de la prenda, ya que es preciso cierta habilidad y destreza manual que no siempre se logra.

Es importante comprobar que la prenda no aumenta el edema en ninguna parte de la extremidad y deben adaptarse apropiadamente por lo que deben ser reemplazadas cada 6 meses o una al año, o cuando pierdan elasticidad.

En los casos en que sea necesaria la utilización de determinados productos ortoprotésicos (vendajes, medias de compresión, etc.), consulte con su médico especialista.

Puedes solicitar la renovación del material cada 6 meses. La cantidad de las devoluciones del coste de la manga depende de las Comunidades Autónomas.

 

Presoterapia

También llamada compresión neumática intermitente o compresión neumática secuencial, es otro método de terapia de compresión en pacientes con linfedema. Se emplea un manguito de plástico que se infla intermitentemente a lo largo del miembro afectado y en la mayoría de los casos, en una dirección de distal a proximal. Después se aplica la terapia de compresión externa mediante una manga elástica para mantener la reducción del edema.

Constituye un añadido eficaz en el tratamiento mutimodal del linfedema.

También puede ser:

  • Tratamiento complementario en pacientes que no responden bien a la terapia descogestiva compleja y de las prendas de compresión.
  • Tratamiento de mantenimiento alternativo para aquellos pacientes con linfedema que tienen dificultades en la realización del autodrenaje linfático manual, ya sea por debilidad, fatiga o déficit de movimiento.
  • Puede ser beneficioso para los pacientes que no pueden utilizar el vendaje o las medias de compresión debido a las alergias de la piel de los materiales utilizados en estos productos.