¿Se puede curar el linfedema?
El linfedema es una complicación permanente. Tras su aparición, y a pesar de las estrategias y tratamientos propuestos no desaparace del todo. Por ello es muy importante conocer y practicar las medidas de prevención recomendadas desde la intervención.