¿La natación es perjudicial?

La natación NO perjudica el estado del linfedema, es un buen ejercicio. Ha de realizarse sin prenda de contención y extremarse los cuidados de la piel para evitar la aparición de infecciones.