Medidas higiénico-dietéticas

Estas medidas son fundamentales en la prevención y para evitar el agravamiento del linfedema, sobre todo si es leve y de volumen moderado. Deben ser:

  • Constantes.
  • Aplicarse diariamente por parte del paciente.
  • Inmediatas después de la cirugía.

 

A continuación detallamos 10 medidas o pautas a considerar en la prevención del linfedema:

  1. Ejercicio físico reglado:

    • El ejercicio físico constituye una práctica muy beneficiosa para todas las pacientes.

     

  2. Dieta:

    • Se debe prevenir el sobrepeso manteniendo una dieta hipocalórica rica en frutas, verduras y legumbres, y evitando las comidas con exceso de sal.
    • Se ha relacionado la obesidad con la aparición y/o el empeoramiento del linfedema, por ello debemos recalcar la necesidad de seguir unos hábitos alimenticios adecuados, con una dieta pobre en grasas. El IMC mayor de 25 es un factor de riesgo para el desarrollo o empeoramiento del linfedema.

     

  3. Cuidados de la piel:

    • Higiene: mantener la piel limpia. Lavado diario con jabón suave y neutro. Secarse la piel cuidadosamente, sin olvidar los pliegues y las zonas entre los dedos.
    • Hidratación: aplíquese crema hidratante con frecuencia para evitar que la piel se reseque y cuartee.
    • Emplear polvos de talco en los pies para evitar la sudoración excesiva.

     

  4. Protección cutánea:

    • No caminar descalzo.
    • Evitar utilizar productos irritantes sobre la piel (lejía, amoniaco...). Utilizar guantes.
    • Protección solar: aplíquese crema con protección solar elevada cuando salga a la calle.
    • Use guantes cuando realice trabajos de jardinería, cocina u otras actividades en las que exista riesgo de daño cutáneo.   
    • Evitar mordeduras y arañazos de perros y gatos.
    • Extremar las precauciones con la plancha, el horno o al manipular estufas, ya que las quemaduras en el brazo afectado se infectan con facilidad.
    • Si sufre un pequeño corte, pinchazo, rozadura, mordedura o picadura en la región con riesgo de desarrollo de linfedema, lave la zona con abundante agua y jabón. Posteriormente emplee una crema antibiótica, como las que contienen bacitracina, si observa signos de infección.
    • Utilizar siempre un dedal al coser.

     

  5. Manicura:

    • No retirar cutículas ni la piel circundante de la uña.
    • Cortar las uñas en recto preferiblemente con cortauñas, evitando las tijeras.
    • Evitar morderse las uñas y arrancarse los padrastros.

     

  6. Depilación:

    • No usar cuchillas para depilación ni cera caliente, se prefiere el uso de maquinilla eléctrica.

     

  7. Venopunción e inyecciones:

    • Se deben evitar en el brazo afecto extracciones sanguíneas, cualquier tipo de pinchazos, vacunaciones, colocación de vías intravenosas o técnicas de acupuntura.
    • Se deben evitar las mediciones de tensión en el brazo afecto.
    • Si eres diabética y necesitas conocer los niveles de glucosa, procura no pincharte en los dedos de la mano afectada.
    • Si el linfedema es bilateral se utilizarán las medidas de asepsia adecuadas.

     

  8. Temperatura y ambiente:

    • Evitar el calor y el frío excesivos.
    • Evitar los baños con agua muy caliente; se prefiere templada. No es recomendable el empleo de la sauna.
    • Evitar la manta eléctrica, estufa, infrarrojos, parafinas...
    • No se debe lavar ni fregar con agua muy caliente.
    • Evitar las radiaciones solares. No tomar el sol sin la protección adecuada en el brazo.
    • Si vas a la peluquería protege tus hombros y brazos del calor de secadores.

     

  9. Ropa y complementos:

    No se debe usar:

    • Ropa ajustada.
    • Tejidos que impidan la transpiración normal.
    • Calcetines ni medias que ejerzan compresión.
    • Anillos, pulseras ni relojes en el lado afecto.
    • Se deben elegir sujetadores con tirantes anchos y acolchados para evitar comprimir la zona del hombro.

     

  10. Coger pesos y mantener posturas:

    • No realizar sobreesfuerzos ni elevar pesos excesivos.
    • Evitar colocarse el bolso sobre el hombro del brazo afectado.

     

 

Si ya está diagnosticado/a de linfedema, además de las recomendaciones expuestas debe tener en cuenta:

  • No permanecer con los brazos caídos durante mucho tiempo o realizar tareas que obliguen a mantener los brazos elevados durante mucho tiempo.
  • Es recomendable, de vez en cuando, levantar el brazo, y abrir / cerrar la mano para descongestionar la extremidad.
  • Intentar descansar con el brazo apoyado en el brazo del sofá o sillón, o colocarlo encima de un cojín.
  • Al dormir, intentar tener el brazo flexionado unos 45º con ayuda de una almohada.
  • Empleará una prenda de contención a la medida que produzca compresión sin colapsar el flujo linfático si realiza viajes en avión. Intentará realizar los ejercicios específicos durante el vuelo.


Puede descargar estas medidas y recomendaciones en el siguiente enlance:

Medidas higiénico dietéticas