¿Cómo prevenir el linfedema?

Las medidas preventivas para evitar la aparición del linfedema son fundamentales, ya que una vez instaurado no existe un tratamiento curativo eficaz. Por ello es de gran importancia conocer lo que se expone a continuación:
 

  1. Medidas higiénico - dietéticas

    Son una serie de consejos que el paciente con linfedema o con riesgo de desarrollarlo debe conocer, tanto para evitar la aparición del mismo o su empeoramiento en caso de padecerlo.

  2. Ejercicios

    Se recomienda realizar actividad física regular (caminar, nadar, bicicleta, baile...) evitando el ejercicio intenso con la manga / media de compresión durante la práctica de la misma. Tras la cirugía de mama, se aconseja retrasar una semana el inicio de los ejercicios.

    El entrenamiento de resistencia progresiva y supervisado no constituye riesgo de empeoramiento del linfedema por sí mismo.

    Además existen una serie de ejercicios específicos para miembro afectado. Es importante:

    • Utilizar una media/manga de compresión durante la realización de los mismos.

    • Realizarlos 1 o 2 veces al día, sin superar los 30 minutos por sesión.

    • Masajearse en el brazo/ la pierna al menos una vez al día para favorecer el drenaje de la linfa y disminuir el edema.

    • Mantener los brazos/las piernas elevadas cuando se está acostado (más altas que el resto del cuerpo) para favorecer el drenaje.