Tratamiento para el linfedema

El tratamiento del linfedema se indica según criterio médico, ya que será éste quien diagnosticará, valorará y establecerá la pauta terapéutica más adecuada para cada paciente, cuando evidencie un deterioro clínico o de forma protocolizada tras la cirugía del cáncer de mama.

 

CONSERVADOR:

El tratamiento integral consiste en un programa multimodal que incluye: ejercicios (puede encontrar una gran variedad en los apartados encabezados con el mismo nombre) , cuidado de la piel (ver apartado de medidas higiénico-dietética), terapia linfática descongestiva y en algunos casos, presoterapia (compresión neumática secuencial externa).

El tratamiento del linfedema debe realizarse en una Unidad Especializada del Servicio de Rehabilitación de su Hospital de referencia.

La terapia descongestiva compleja consta de 2 fases:

  1. FASE DE TRATAMIENTO

    Incluye el cuidado meticuloso de la piel y las uñas para prevenir infecciones, ejercicio terapéutico, drenaje linfático manual y compresión de las extremidades utilizando vendajes multicapa con materiales de poca elasticidad.

    La duración de esta fase suele ser de 2 a 4 semanas con terapia 5 días a la semana y mediciones de la circunferencia y volumen de las extremidades semanalmente.

  2. FASE DE MANTENIMIENTO

    Con esta fase se intenta conservar y mejorar el beneficio conseguido con la 1ª fase. Consiste en la utilización de medias de compresión durante las horas de realizar ejercicio y, si fuera necesario, vendajes de compresión por la noche, además de cuidado de la piel, ejercicios continuados y autodrenaje manual linfático.

    Se realizarán mediciones de la circunferencia y volumen de las extremidades cada 6 meses o antes si fuera necesario.

 

Contraindicaciones de la terapia linfática descongestiva

Existen algunas contraindicaciones en la terapia linfática descongestiva, en particular debido al drenaje linfático manual y a los vendajes compresivos.

Contraindicaciones relativas a:

  • Celulitis activa, neoplasia u otras inflamaciones de la extremidad afecta: la terapia descongestiva completa podría propagar la infección o exacerbar los síntomas.
  • Fallo cardíaco moderado a severo:  puede ser agravado por el aumento del volumen venoso central inducido por la movilización del líquido linfático.
  • Trombosis venosa profunda: puede ocasionar un embolismo por "desalojar" el coágulo.
  • Hipertensión arterial no controlada: en este caso, los pacientes deben ser monitorizados durante la fase de tratamiento.
  • Diabetes mellitus: suelen asociar vasculopatía o neuropatía, lo que puede disminuir la percepción del dolor pudiendo ocasionar lesiones por la utilización incorrecta de prendas de compresión.
  • Asma: el tratamiento podría ocasionar un ataque de asma, por lo tanto, en estos pacientes la duración del tratamiento debe ser de 20 minutos y, si no hay efectos negativos, aumentar la duración en 5 y 10 minutos hasta llegar a la duración habitual del tratamiento.
  • Parálisis de una extremidad: una extremidad flácida puede ofrecer poca resistencia cuando se realizan vendajes de compresión. Cualquier disminución en la sensibilidad puede ocasionar lesiones por utilizar incorrectamente prendas de compresión.